sábado, 23 de julio de 2011

22 de Julio 2011 - Otra nueva mancha en la historia Europea

Era un día aparentemente tranquilo, el Cuni abandonaba els Matins presentandolo por última vez para irse a 8TV, los políticos seguían con sus cosas. Todo seguía normal.
Pero en un país al norte de Europa, alguién decidió que ese día normal tenía que llenarse de sangre, en nombre y defensa de la cristiandad, contra la perversión de un gobierno de izquierdas. El mal absoluto.
Pero... ¿Es acaso una excepción? Ciertamente es excepcional, en la que un ser en nombre de una idea, ha matado a casi un centenar de adolescentes , menores de edad. ¿Alguna idea justifica dicha idea?

Por desgracia existen precedentes, en Europa de este estilo, precedentes que nos deberían hacer reflexionar sobre la necesidad de vigilar y prohibir ciertas cosas o actividades tanto políticas cómo religiosas.

Queda demostrado, tras este terrible hecho, la peligrosidad de las religiones, de la amenaza que suponen, no por sus ideas en sí, si no por la forma dogmatica y casi intolerante de transmitirlas, sin una visión fiel a sus propias fundaciones.

Pero, volviendo, a los actos de asesinato del mismo estilo. Ciertamente, la historia negra de Europa se llena de nuevo de sangre por culpa de la ultraderecha, que no acepta la existencia de ideas diferentes a las suyas y que ve cómo demonios a los que exterminar a los demás, sobre todo a los de izquierda, que incluso se ven legitimados de asesinarles, tengan la edad que tengan. Cosa que es un acto perverso, una perversidad de las ideas. Una perversión de mantener las elites por encima del pueblo, de convertir la idea de un visionario llamado Jesucristo en una idea completamente distinta.
La idea original de Cristo, era de Aprendizaje Continuo, de tolerancia, de comprensión del otro y sobre de estar al lado de los indefensos e incomprendidos. Muy al contrario de lo que ejercen y enseñan las instituciones eclesiasticas existentes en las diferentes vertientes religiosas del cristianismo. Por lo que hace y crea una serie de monstruos que educados desde la infancia en el catolicismo mediante la catequesis, creen fervientemente en que la única vía y camino para un mundo mejor es el suyo, por lo que acaban sin escuchar a los demás, siendo absolutistas y un posible riesgo para la seguridad de los demás. Sobre todo si no se es cómo ellos.
Estos peligros se demostraron ayer, pero también a lo largo de la historia, en la que unos por creerse representantes de dios o ser respetados por ellos, se creen por encima del bien y el mal haciendo actos de violencia física o verbal contra aquellos que consideran indignos, pecadores y demás tonterías.
Lo que no se dan cuenta, estos supuestos cristianos, es que no siguen para nada las enseñanzas de el propio Cristo, si no más bien lo opuesto o lo contrario. Ya lo dijo Cristo "Seré traicionado". No recuerdo si dijo más de una vez o no. Pero esta claro, que ese hombre que ayer disparó contra adolescentes indefensos que apoyaban una idea diferente a la suya y puso una bomba para matar a otros por ser de un gobierno contrario a sus ideales, es uno de los muchos que traicionan y siguen traicionando a Cristo. Pero es uno de los muchos seres peligrosos que habitan en Europa. No solamente nos enfrentamos teoricamente al terrorismo islamista, si no al terrorismo ideologico que puede derivar en violencia por parte de la ultraderecha europea y por el dogmatismo catolico, anglicano , protestante u ortodoxo, que han hecho a lo largo de los siglos mucho mal. Demasiado mal cómo para tolerar su existencia desde la perspectiva legal. Naturalmente si rechazamos su violencia, no podemos admitir violencia contra ellos, pero si una vigilancia clara y contundente de tanto la ultraderecha cómo de las instituciones religiosas, que gozan de excesos privilegios.

Pero hagamos un repaso historico de los malos actos de tanto de las instituciones religiosas de Europa cómo de la ultraderecha europea bajo todas sus formas.

Hasta el siglo XIX colonialismo , estamentos sociales inamovibles, opresión al pueblo por parte de las elites, persecusión de lo diferente que en muchas ocasiones derivaban en asesinatos masivos. Ver Salem, ver las diferentes cruzadas, colonialismo, ... Y podría seguir hablando de ello, pero por desgracia no se para todo esto en el siglo XIX, si no que prosigue a lo largo del siglo XX y siglo XXI bajo otras formas.

Las raices ideologicas de la ultraderecha se basan en un falso patriotismo, muy exagerado, en la que unos se convierten en casi santos  y otros se convierten en casi demonios por ir en contra de la nación, por no respetar una serie de cosas que estos personajes consideran inalterables.
Logicamente, el sentimiento de superioridad física y moral se apodera de ellos, aunque en realidad no es más que un sentimiento peligroso nacido de el ego, o la necesidad imperiosa de sentirse superiores a otros. Pero los que transmiten esas ideas, saben perfectamente a lo que juegan.
Y no van precisamente a favor de sus dioses ni de sus compatriotas, si no más bien al contrario. De hecho, la actitud de la ultraderecha va en contra de sus propias creencias religiosas, en la que la Ira y la soberbia se apoderan de ellos. Lo cuál son dos pecados capitales según las creencias catolico-cristianas.
Crean demonios, pero estos demonios que crean en realidad no deberían ser considerados. Ya que en realidad, mediante esa manipulación y esa exagerada adoración hacia la patria o/y la religión culpando a sectores debiles de la población a los que convierten en culpables en realidad van errados, evidentemente.
Y si no repasemos la historia de la ultraderecha del siglo XX.

Alemania, 1929-1939: Existe una enorme crisis a la cuál se atribuye a todo menos a la raza aria cómo culpables, cuando la culpa ha sido de los abusos de la bolsa y la especulación, que crearon una crisis economica de grandes dimensiones, aprovechada no solamente por Hitler, si no por otros agentes de ultraderecha. ¿Que responsabilidad tenían judíos, comunistas y demás endemonizados por Hitler de la crisis? Ninguna, pero era puro populismo y un acto de facilismo. La culpa en parte también de la aparición de Hitler la tienen los ganadores de la primera guerra mundial, que hicieron pagar caro a Alemania una guerra, en lugar de buscar una forma de evitarla, seguramente porque interesaba de alguna forma mantener Alemania en el ocaso. Pero, ciertamente los alemanes tenían sus responsabilidades en la crisis. Pero, la permanencia de elites ajenas e insolidarias con el resto de la sociedad, también eran culpables, pero es a esos, a los que la ultraderecha protegía o trataba de proteger. Hitler, protegió a la aristocracia alemania y aunque tal vez hizo cosas para su pueblo, ciertamente no les trajo lo mejor.
Los actos aberrantes de la ultraderecha no acaban con Hitler.
España: 1936. El Frente Popular , un conjunto de partido de izquierdas gana tal cómo lo hace en Francia unas elecciones generales en un sistema político y democratico legitimo, elegido por el pueblo en las elecciones municipales, cuando los partidos republicanos las ganaron, obligando al rey a abdicar formando la republica un 14 de abril de 1931. La voluntad del pueblo era claro, en 1936 se quería un gobierno de izquierdas, progresista, pero a la ultraderecha y la derecha recalcitrante no le gustó. Por lo que decidieron "salvar" a España de Comunistas, izquierdas y otros seres perversos que vulneraban la paz social española o mejor dicho, el mantenimiento de unas elites por encima del pueblo que oprimido y pobre luchaba por sobrevivir. Naturalmente diversos actos de terrorismo por parte de la derecha forzaron las cosas, para que un 18 de Julio 1936 se levantaran militares contra el regimen legalmente establecido y elegido por el pueblo. Naturalmente atacar a la elite tiene un precio y tratar de eliminar los privilegios de una elite, eran un pecado imperdonable. Estos rebeldes, directamente mataron a gente por simplemente pensar diferente a ellos, por tener ideologías diferentes, es decir... Fue un acto de limpieza. Una palabra usada por parte de un consejero de interior de la Generalitat en nuestros días, para definir el acto de terror realizado por parte de la policía a su servicio. Felip Puig es represantente de un partido democratico y cristiano, que ciertamente no acepta la existencia de gente que está deseando reformar la democracia, una democracia, construida bajo los cimientos de un golpe de estado ultraderechista, del cual estabamos comentando.
La ultraderecha, mató a todo aquel que fuese militante o miembro de algún partido de izquierdas, sindicalistas e intelectuales que fuesen de izquierdas. Todo para una España grande y libre. Mataron a muchos, otros pudieron huir e iniciaron su revancha en el bando republicano contra gente de derechas y representantes eclesiasticos, pero la ultraderecha lanzó las primeras piedras, las primeras vulneraciones y aberraciones. Y eso que eran cristianos todos, que sin piedad mataron , torturaron y robaron hijos a republicanos. Pero, logicamente lo hacían por el bien de la patria y a veces es necesario mancharse las manos de sangre. Lastima que no sean realmente cristianos, si lo hubiesen sido, no hubiesen apoyado tal aberración que duró durante 40 años, en las que ser diferente o pretender cambios políticos y sociales era un pecado mortal, cómo en muchos casos. En las que la justicia no existía apenas, ya que era una persecusión, una cruzada de las antiguas contra los males que la Iglesia consideraba junto a la aristocracia y burguesía.

Luego llegó la transición, en la que los golpistas de alguna forma fueron amnistiados, o mejor dicho autolegitimados. Permitiendo un gobierno que no permite una verdadera democracia y no verdaderos cambios. Si que han habido cambios, pero sigue habiendo elites, sigue habiendo privilegios y sigue la amenaza de la ultraderecha latente que sigue campando a sus anchas, mientras los antisistema y otros de izquierda siguen demonizados o perseguidos, por no tener ideas afines al antiguo regimen franquista. Evidentemente, muchos militares y policías al servicio de un estado democratico, no son realmente democratas, ya que cabe demostrado que sus aptitudes son más proximas al regimen franquista que a un sistema democratico, dónde hay constancia de torturas a detenidos y detenidas, además de burlas u otro tipo de vejaciones o vulneraciones de derechos del detenido, que son silenciados y no son investigados por los representantes políticos, que disfrutan muchos de un sistema democratico que favorece a la derecha, permite a partidos de ultraderecha presentarse a las elecciones, en un sistema político que favorece un bipartidismo encubierto que hace tiempo es desenmascarado, que mantiene elites por encima del pueblo y un sistema, cuya justicia y estado están al servicio de mercados financieros. Pero ese es otro tema, el tema de los financieros. Lo cierto es, que no hay aún una verdadera separación de los poderes estatales, pero sobre todo que la Transición permite que la ultraderecha que tiene mucha sangre en sus manos siga pudiendo hacer sus actividades políticas y economicas libremente, incluso fundando partidos, desde el PP fundado por un ministro franquista pasando por cosas mucho más horrendas. En la que la derecha no acepta la victoria de sus rivales políticas si no que busca conspiraciones ocultas o intentan deslegitimar todo lo que no sea afin a ellos. Pero en cambio, cualquier intento de investigar algo respecto a los crimenes de los golpistas es convertido en delito y en una persecusión judicial de cualquiera que intente investigar sobre el tema. Los crimenes por parte de los republicanos han sido exageradamente penalizados, pero en cambio, aún no hay ninguna condena para aquellos que mataron, robaron niños y otros miles de asuntos terbulos por parte de los golpistas del 1936 que acabaron en el 1939 con una republica legalmente establecida por voluntad popular, haciendo un claro genocidio, matando a todo aquello diferente. Pero, cualquier cuestionamiento de eso, es atacado, permitiendo la existencia de canales que hacen montajes para desligitimar movimientos sociales, cómo podría ser el 15M, al que se le atribuyen una serie de pecados, por parte de la ultraderecha. Ultraderecha, porque si fuesen derecha, criticarían pero no los intentarían criminizalizar. La ultraderecha representada en este caso por un partido supuestamente democratico el PP, que ha vulnerado en demasiadas ocasiones la constitución que ellos sí firmaron a reganadientes. Pero, ninguna institución "democratica" ha condenado el golpe de estado del 1936, el franquismo posteriormente establecido y otros crimenes.
Los movimientos de izquierda y anticapitalistas son perseguidos ferozmente por la policía, pero los movimientos antidemocraticos perpetrados por la ultraderecha española y la supuesta derecha moderada no son ni cuestionados, ni perseguidos. Pero eso si, se llenan la boca de ser defensores de la constitución, cuando se han meado encima en demasiadas ocasiones, no respetando las diferencias culturales que existen en todo el territorio español, atacando sin piedad a una parte de la población española. Además, de permitir a los mercados financieros apropiarse de las sobiranias nacionales. 40 años de dictadura y 3 de guerra civil... ¿Para defender la grandeza de España? ¿De que han servido cuando los herederos del golpe permitieron a los mercados financieros apropiarse de la sobirania nacional y campar a sus anchas?
De hecho, en nuestra Europa campan demasiados seres perversos a sus anchas. La ultraderecha campa a sus anchas, pudiendo presentarse a elecciones democraticas, pudiendo hacer sus manifestaciones, sus cosas sin problemas, sin cuestionamietnos y sin vigilancia, pero ha quedado demostrado que es hora de vigilarlos para evitar otro 22J de Oslo.
Y ciertamente las instituciones eclesiasticas también deberían estar vigiladas y sobre todo eliminar sus privilegios ya que tienen demasiado sufrimiento provocado por ellos mismos sobre sus espaldas. Muertes, torturas, robos de niños... Ese es el historial criminal de instituciones que dicen representar una fe, cuando lo que representan es un dogma contrario a sus origenes que solamente es un mecanismo más de poder. Un poder por otra parte obsoleto que impide cualquier desarrollo espiritual sano y que provoca un gran alejamiento hacia la espiritualidad.

Pero, es tan sencillo captar gente para la ultraderecha:
1- La culpa la tienen esos otros: Comunistas, socialistas, homosexuales, extranjeros.
Pero lo cierto es, que actualmente, con esta crisis, permitida por parte de la derecha, dejando a los mercados financieros aprovecharse de los estados, además de las multinaciones y demás. Estos son los que han permitido la crisis, pero también los empresarios de la construcción en España, que se han aprovechado de los sin papeles para ahorrarse dinero a la seguridad social, entre otros.
¿De quién es la culpa pues? Claramente no de los que indica la ultraderecha. Y claramente los que indican los antisistema. Pero a unos se les persigue y a otros se les permite presentarse a elecciones e incluso gobernar ayuntamientos cuando su actitud es claramente antidemocratica.
2- Primero los de aquí, pero aquellos que tengan raices claras de ser de aquí, nada de mestizos ni cosas de esas.
Es tan facil dividir y tan dicifil unir. En lugar de sentir orgullo por lograr que otros, se conviertan en miembros de la patria , de la comunidad, lo que se hace es exaltar el hecho de ser originarios de muchas generaciones de dicha patria, comunidad, lo cual es un error historico.
Las grandes civilizaciones son aquellas que han logrado sintetizar a toda su población de tal forma que se formen parte de esa gran civilización. Recordemos que Babilonia fue una mezcla cultural importante, que domino durante un gran tiempo Mesopotamia, compitiendo con la naciente Persia y Egipto. Además de otras culturas que nacían alrededor.

3- Somos soldados del señor, para defender la pureza, la familia...
Otro de los grandes errores, ya que ni representan a su señor, ya que los dogmas y doctrinas que representan son contrarios a lo que originalmente eran, pervertidos por cuestiones de mantenimiento de elites y poder por parte de la Iglesia se crearon. Por otra parte, la familia, se deshace permitiendo los prejuicios y la falta de comunicación, de respeto, de tolerancia.

Lo que está claro, es que un democrata escucha, valora y trata de hacer simbiosis con los oponentes. En cambio la no democracia no solamente no escucha, si no que decide quienes son los buenos y quienes son los malos, quienes deben vivir y quienes merecen morir. Eso sí, con el beneplacito de las instituciones eclesiasticas que están al lado de las elites, opresores y la violencia contra todo aquello que es diferente. Pero sobre todo con una actitud de no escuchar a los otros.

Cuando el orgullo debería estar en el lograr la simbiosis con los oponentes, pero está claro, que estos no entienden ni su fe, ni lo grande que puede llegar a ser su patria si llega a hacer simbiosis, y sobre todo porque para una gran nación, hace falta una gran simbiosis social, cultural, economica, politica, educativa...

Por lo que mientras se permita campar a sus anchas a la ultraderecha y a las instuticiones religiosas, la amenaza de muertes, de democracias erosionadas, de la aparición de crisis economicas, ... y la permanencia de injusticias permanecerán.

La ultraderecha y el adoctrinamiento religioso son una amenaza para la seguridad de cualquier democracia y cualquier país. Sea cual sea su doctrina, en la que unos que se consideran por encima del bien y el mal que deciden quien ha de vivir y morir, son una aberración. De hecho no merecen ni el nombre de humanos, si no de demonios e hijos del demonio, desde la perspectiva religiosa y desde la perspectiva legal cómo una amenaza.

Esperemos que el 22 de Julio 2011 sirva para darse cuenta de que no vigilar el adoctrinamiento religioso, sea islamico o sea cristiano es una amenaza, y que la ultraderecha es también una amenaza a la seguridad.
Pero, me temo que seguirán campando todos estos que se autoconsideran por encima del bien y el mal, seguirán campando a sus anchas, provocando inseguridad en nuestros territorios. Mientras que aquellos que intentan luchar contra la elite, contra la permanencia de privilegios y prejuicios siguen siendo perseguidos por parte de las fuerzas del orden democratico. Y hasta que no haya una simbiosis con aquellos considerados antisistema por parte del sistema capitalista, no se podrá considerar ninguna democracia como una democracia real. Una democracia real, respeta cualquier opinión, la escucha, la valora y busca una forma de simbiosis con los oponentes para tal de llegar a convertir su comunidad en una gran civilización. Lamentablemente, aún se está lejos de ello, en la que las elites, siguen y siguen luchando por mantener sus privilegios, usando los sistemas que tienen a su alcance y su servicio para acabar con cualquier amenaza a dichos privilegios. Incluso si hiciese falta, apoyando golpes de estado y dictaduras. Todo sea por mantener Privilegiados y No Privilegiados. Pero mientras esto siga así, se seguirán sucediendo aberraciones, se seguirán cometiendo actos inhumanos, seguirá gente muriendose de hambre y otra que tiene que tirar la comida porque no puede comersela toda.
Hay recursos en este planeta para vivir todos bien y sin conflictos, pero al parecer a la elite mundial no le interesa eso y prefiere mantener conflictividad, dividir al pueblo y permitir a gentes que incitan al odio que campen a sus anchas.

Pero, esperemos que lo de Noruega no se repita en ninguna otra parte y que los estados democraticos tomen medidas para evitar que se repita, pero no solamente lo de Noruega, si no que no se reproduzca el golpe de 1936 en España, entre otros actos aberrantes. Que no se reproduzcan injusticias y actos aberrantes en ninguna parte. Pero al parecer la ONU que fue fundada con tal fin, no ha logrado y ni siquiera se ha aproximado a cumplir con dicho objetivo, si no más bien lo ha permitido.

Por una democracia real, es necesario vigilar a las instituciones religiosas y a la ultraderecha presente en los territorios democraticos para evitar actos violentos, golpistas o de cualquier otra indole peligrosa. Impidiendo cualquier posibilidad de incitación a odio o desprecio hacia otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario